CASA ALMACEN | FABRICA
21313
page-template-default,page,page-id-21313,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-4.1,wpb-js-composer js-comp-ver-5.2,vc_responsive

ALGODONERA FLANDRIA: ALLÍ NACEN NUESTROS GÉNEROS.

 

RECICLAMOS UNA DE LAS EDIFICACIONES DE LA ALGODONERA FLANDRIA, DEL AÑO 1924, CON TODA SU IMPRONTA INGLESA Y EL VIEJO ESPÍRITU DE LO QUE HABÍA SIDO DESDE SUS COMIENZOS ESTE ÍCONO DE LA INDUSTRIA TEXTIL, CUNA DE LA TEJEDURÍA DE ALGODONES.

LA FÁBRICA NOS PERMITIÓ PROFESIONALIZAR AL MÁXIMO CADA UNO DE LOS PROCESOS MEJORANDO AL 100% EL CONTROL DE CALIDAD DEL GÉNERO CRUDO Y TEÑIDO. ADEMÁS, TRIPLICAMOS LA PRODUCCIÓN SIN HABER PERDIDO EL CARÁCTER ARTESANAL Y LA ATENCIÓN PERSONALIZADA.

EN CASA ALMACÉN HACEMOS TEÑIDOS FRACCIONADOS. PARA NOSOTROS, CADA GENERO ES ÚNICO.

 

COLORES ÚNICOS Y UNA CALIDAD IMPECABLE.

 

EN NUESTRO LABORATORIO TENEMOS LA CAPACIDAD DE GENERAR COLORES ORIGINALES Y A PEDIDO, PARA REALIZACIONES EXCLUSIVAS DE CLIENTES, POR COMPRAS A GRAN ESCALA, DIFERENCIÁNDONOS POR COMPLETO DE TODO LO CONOCIDO HASTA EL MOMENTO EN EL MERCADO.

HACEMOS PRODUCTOS ÚNICOS CON CALIDAD DE EXPORTACIÓN LLEGANDO A LUGARES COMO PARÍS, LONDRES; URUGUAY Y CHILE.

 

GRACIAS A NUESTRO APRENDIZAJE Y EXPANSIÓN HEMOS MEJORADO EN TIEMPO Y FORMA NUESTRAS ENTREGAS, CONTAMOS CON SERVICIO DE ENTREGAS A DOMICILIO. EN GRANDES CANTIDADES OFRECEMOS UN VALOR DE MERCADO COMPETITIVO A NIVEL INTERNACIONAL.

 

LOS GENEROS PINTADOS A MANO LOS SEGUIMOS HACIENDO EN NUESTRO SHOWROOM DE TIGRE, DONDE NACIMOS.

 

SEGUIMOS EN NUESTRA CASA ALMACÉN Y DESDE NUESTRO CORAZÓN ACOMPAÑAMOS A CADA UNO DE NUESTROS CLIENTES CON NUESTRO ESPÍRITU RAÍZ:
TOMAR CADA PROYECTO COMO UN SER ÚNICO, COMO UNA OBRA DE ARTE, BRINDANDO UN SERVICIO DE EXCELENCIA.

HISTORIA

 

En 1928 se instala la empresa Algodonera Flandria S.A. en el pueblo de Jáuregui, partido de Luján, provincia de Buenos Aires. Dirigida por el belga Julio Steverlynck el cual trajo las ideologías imperantes de su lugar de origen, su visión y su pasión, impulso lo que era una zona rural dando origen a un centro textil el cual fue de una importancia fue decisiva que transforma las costumbres, las expresiones culturales y el mundo del trabajo, tanto en los alrededores de Luján, como en todo el país.

 

Julio Sterverlynck dio comienzo a una larga historia, en la cual hoy tenemos el privilegio de formar parte, ya que nuestros géneros están impregnados de esa cultura del trabajo y de la magia que se mueve invisible entre los telares dando a nuestros colores tonalidades únicas. Mariana Pussacq fue la primera mujer en montar su taller de arte y laboratorio de colores en lo que hoy es Parque Industrial Flandria. Escribiendo su propia historia dentro del punto textil que alguna vez fue pionero en Latinoamérica, hoy ella repite ese hito creando colores y géneros de primer nivel, con calidad que transciende las fronteras.